Filtrar por precio

Subcategorías

¿Qué son las embarcaciones neumáticas?

Las embarcaciones neumáticas son aquellas embarcaciones de recreo que no disponen de un casco de fibra de vidrio. Salvo que tengan un suelo plegable de aluminio o madera (siempre desmontables), todos sus componentes básicos son hinchables salvo el suelo.

Qué debo saber antes de compra una zodiac neumática

Las embarcaciones neumáticas son de muy fácil manejo y rápidas de montar. Aunque su tamaño es pequeño, son embarcaciones a las que se les puede sacar mucho provecho ya sea a nivel recreativo o como embarcación auxiliar.

De qué materiales puede ser una lancha neumática

Las lanchas neumáticas pueden ser de tejido PVC o Hypalon neopreno.

Para qué sirve una embarcación neumática

Como ya adelantamos, puede ser como embarcación auxiliar de una embarcación mayor o simplemente recreativo.

¿Qué actividades puedo realizar con una embarcación neumática?

Sus usos son variados, ya que dentro del apartado recreativo las embarcaciones neumáticas pueden ser personalizadas para la pesca, la pesca submarina, el buceo, o simplemente como “Tender”.

¿Necesita seguro una embarcación neumática?

Si su uso fuera como embarcación auxiliar, necesitará un seguro de embarcaciones auxiliares.

Consejos para el buen mantenimiento de las embarcaciones neumáticas

Un buen mantenimiento en nuestra embarcación neumática aumenta la vida útil y la seguridad de la embarcación. Aquí os dejamos consejos para el mantenimiento de vuestras embarcaciones:

El mantenimiento de las embarcaciones neumáticas debe de ser preventivo.
Debemos de tener mucho cuidado con los pinchazos o cualquier elemento punzante.
La limpieza de la embarcación es algo fundamental. Siempre después de salir del agua se debería de eliminar los restos de sal, aceite y gasolina.
Alguna que otra vez tenemos que desmontar la lancha neumática por completo para hacer la limpieza a fondo.
Usar material protector, como pueden ser las lonas, para evitar rozaduras o golpes que puedan dañar la embarcación.
Siempre que podamos, protegerla del sol.
Sacar la embarcación del agua para así evitar la acumulación de algas en el casco.
Cuando no se use por un tiempo, desinflarla, doblar bien la embarcación y tenerla guardada en un lugar fresco.