Tutorial: Cómo aplicar Pintura Antifouling en el casco de la Embarcación

Para que nuestra embarcación se encuentre como el primer día, es necesario llevar a cabo un buen mantenimiento. Aplicar pintura antifouling en el casco de la embarcación es imprescindible para conseguirlo. Pero, antes de realizar el proceso, debes saber cuál escoger según el tipo de barco, clima, temperatura, salinidad, etc.

Lo primero es, saber que el Antifouling es una pintura que se puede aplicar tanto al flotador como al casco de la embarcación, teniendo siempre en cuenta que sea compatible con cada elemento y el material del que esté fabricado. Sirve para proteger a ambos de la suciedad y del crecimiento de algas y costras, gracias a sus componentes que hacen posible la liberación de toxinas.

A continuación, te explicaremos los distintos modelos que hay y cómo aplicar pintura antifouling en el casco de la embarcación.

Pinturas Antifouling

Patentes Autopulimentables

Los patentes autopulimentables se caracterizan por ser pinturas solubles en el agua, lo que favorece que sus partículas microscópicas vayan erosionando poco a poco, dejando paso al biocida activo.

Gracias a que su espesor se irá reduciendo poco a poco, no provocará una acumulación de capas. Aunque, su inconveniente, es que no permite la limpieza del casco.

Este antifouling es perfecto para cascos de barcos de crucero, a vela o motor y embarcaciones de desplazamiento.

Pintura Antifouling
Pintura Antifouling

Antifouling para Neumáticas y Semirrígidas

Este modelo de antifouling es perfecto para flotadores, por tanto, podrá usarse en embarcaciones semirrígidas y neumáticas, así como en inflables. Es compatible tanto con el tejido Neopreno Hypalon como con el PVC.

No es necesaria la aplicación previa de imprimación, gracias a la flexibilidad que ofrece esta pintura, aunque si lo será una limpieza profunda.

Antifouling para Hélices y metal

El antifouling para hélices y metal tiene una alta adherencia y dureza, lo que asegura su durabilidad. Da buenos resultados incluso aplicándolo directamente. Aunque, siempre es recomendable emplear antes una capa de imprimación, para conseguir un acabado perfecto. Pues, por su alto contenido en cobre, puede generar problemas en las superficies de metal bajo el agua, sobretodo en los barcos de aluminio y las colas.

 

Antifouling de larga duración

El antifouling de larga duración es perfecto para evitar tener que pintar frecuentemente el casco o flotador de la embarcación. Está compuesto por una base de resina exposi mezclada con una gran cantidad de polvo ultrafino de cobre o con una aleación de este material y níquel.

Es cierto que este producto no es económico, pero su aplicación puede durar hasta 10 años o mas. Aun así, es recomendable realizar una limpieza periódica que favorecerá en la superficie una nueva capa de cobre, garantizando su efectividad.

Ya sabes los modelos de pintura antifouling que puedes encontrar. Ahora debes escoger según la zona de la embarcación que quieras proteger, leyendo siempre las características de cada producto para asegurarte de que es compatible con el material que vas a pintar. En caso contrario, no conseguiremos el resultado esperado.

Guía para aplicar Pintura Antifouling en el casco de la embarcación

A continuación, os explicaremos los pasos que debéis seguir para aplicar pintura antifouling correctamente.

Paso 1. Limpieza del casco

Lo primero que debemos hacer, es limpiar bien la zona que vamos a pintar de posibles restos de suciedad y agentes marinos que se hayan podido adherir en el casco de la embarcación. Para ello, dependiendo de la cantidad, se recomienda usar agua a presión para retirarlo todo.

Herramientas para lijar, pegar y pintar
Herramientas para lijar, pegar y pintar

Paso 2. Lijado de la superficie

Cuando hayamos conseguido quitar la mayoría o toda la suciedad, procederemos a retirar las capas de la aplicación anterior de antifouling. Este paso es importante, pues si no lo hacemos, se podría generar una gruesa capa de pintura, provocando grietas o despegado de la nueva aplicación.

Para este paso, puedes usar una lija eléctrica para el casco y una manual para los bordes, abarcando toda la superficie y dejándola lo más lisa posible.

Paso 3. Imprimación

Una vez realizados los pasos anteriores y haber retirado los restos de polvo que puede dejar el lijado, aplicaremos una capa de imprimación para asegurar, la adherencia de la pintura al casco y un color uniforme. Es esencial realizar este paso, pues también es posible que el antiguo antifouling no sea compatible con el nuevo.

Paso 4. Aplicación de la pintura

Ahora sí. Ya es el momento de aplicar la pintura antifouling en el casco. Una vez seca la imprimación, pintaremos una capa uniforme sobre la superficie, haciendo uso de un rodillo especial que evite el exceso de producto en ciertas zonas.

Paso 5. Revisado y perfeccionamiento de los bordes

En el momento en que se haya secado la primera capa de pintura y echando mano de una lámpara pequeña y un pincel, nos aseguraremos de que no ha quedado zona sin pintar o se haya dado cualquier otro desperfecto. También perfilaremos los bordes.


Ya sabemos como aplicar pintura antifouling en el casco de nuestra embarcación. Si, aún así, prefieres que lo hagan por tí, contamos con un taller náutico donde realizamos amplios trabajos de reparación e instalación.

En nuestra tienda náutica Online, Todoneumaticas, puedes encontrar todos los productos que necesitas para realizar el tratamiento de antifouling, tanto para el casco como para el flotador o el motor.

Recuerda que también puedes encontrar en nuestra web muchos más tutoriales náuticos, dónde explicamos el paso a paso que debes seguir para llevar a cabo diferentes procesos de reparación o instalación en tu embarcación.

Mas
artículos

Idioma »